Cuando se trata de contraseñas, el tamaño si importa

Cuando se trata de contraseñas, el tamaño si importa

Podemos determinar que <123456> es una de las contraseñas más utilizadas y repetidas por los usuarios, sin embargo es considerada una de las peores contraseñas.

¿Por qué?

Aunque será sencilla para el usuario recordarla, muchos han podido robar información a través de ellas. Es decir, es una contraseña que no cumple con los requisitos necesarios y es muy fácil de descifrar, sin duda alguna es insegura. Por ello corporaciones dedicadas al área de seguridad informática han mostrado preocupación ante el gran descuido de los usuarios al momento de establecer una contraseña.

Las  contraseñas hacen posible o imposible el ingreso a nuestros datos personales, así que es necesario establecer contraseñas seguras, tomando en cuenta que estas una vez establecidas correctamente serán nuestra línea de defensa y protectora de nuestra información personal.

Crear una contraseña segura no es nada complicado, el objetivo será establecer una clave robusta que sea lo suficiente difícil de descifrar por un atacante pero ¿Cómo podemos lograr esto? ¿Qué debemos considerar antes de establecer una contraseña?

A continuación te mostraremos algunos datos importantes que te ayudarán ante este proceso:

1) Principalmente el tamaño si importa

Existe un ataque informático llamado el ataque de fuerza bruta que en función del nivel de seguridad podría llegar a descubrir nuestras contraseñas ¿cómo establecemos una contraseña que no pueda ser descubierta por este tipo de ataque? Mientras más sean los caracteres que se utilicen mayor será la seguridad. Puede que tu contraseña actual cumpla con un mínimo de 8 dígitos pero si quieres hacerle las cosas más difíciles al atacante que trata de romperla a  fuerza bruta te recomendamos establecer una extensión de 15 o 20 caracteres  ¡Será verdaderamente algo muy desafiante para ellos!

2) No uses contraseñas que guarden relación contigo

Si usas el nombre de tu pareja, de tu madre, mascota, de tu padre, hermano o algún familiar posiblemente les facilitarás la entrada a tu información a personas que por supuesto sean cercanas a ti ya sea un excompañero, o expareja. Por ello evita establecer contraseñas que guarden relación contigo.

3) La longitud

Por más extensa que sea tu clave evita establecer: palabras completas llenas solo de letras o números. ¿Por qué no podemos utilizar solo números, o solo letras al momento de crear una contraseña? Aunque no parezca, la seguridad de tu contraseña no solo se basará en lo extenso, también contará lo que establezcas dentro de ella, es decir debes hacer una mezcla entre números-letras.

Por ejemplo si quieres escribir la palabra manzana al combinarla con números puedes escribirla de esta forma: m4n34n4 .

4) Utiliza caracteres especiales (¡#$…)

Aparte de usar números y letras podemos utilizar símbolos siempre que el servicio no los permita, esto hará que se reduzca la posibilidad de ingreso del atacante.

5) Es muy importante la distribución

En algunos casos, servicios exigen que incorpores letras mayúsculas a tu clave y números. Pero el error de muchos usuarios ante este requisito es colocar en el primer digito de la clave el carácter exigido o incluso al final de la misma y precisamente es lo que lo buscan los atacantes, esto es lo que intentan romper a fuerza bruta ¿hasta ahora vas comprendiendo la importancia de establecer una contraseña?

Te recomendamos que distribuyas los caracteres especiales a lo largo de tu contraseña ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Colocamos la letra mayúscula o el carácter especial en medio de la clave? Todo dependerá de lo que quieras establecer y por supuesto variará acorde a esto. Por ejemplo si deseas colocar la palabra Xilófono una forma correcta seria: x1L0f0n0 .

6) Evita usar la misma contraseña para todo

Por muy buena y extensa que sea tu clave no es recomendable que apliques la misma en todos los servicios. En caso de que exista una filtración masiva de contraseñas en alguno de eso servicios pondrás en riesgo completamente tu seguridad. Con ello se determina que si una situación como esta ocurre, no vas a poder tener control sobre los servicios personales o bancarios que pasarán al alcance  de los hackers.

7) Evita secuenciar

Si trabajas en una compañía que te exige de cada cierto tiempo actualices y establezcas una nueva clave para los ordenadores evita crear un patrón de secuencias para no olvidarlas ¿Qué queremos decir con esto? Como anteriormente fue explicado no se debe siempre agregar un número al final o al inicio de la contraseña para llevar una secuencia de lo que fue establecido, evita esto, si es posible crea una contraseña lo suficientemente robusta para que la sigas usando por mucho tiempo o en caso de que te exijan otro cambio, que al realizarlo puedas jugar con el orden de la que anteriormente fue establecida.

8) No guardes contraseñas en tu navegador

Un punto débil para de los atacantes es que guardes tu contraseña en el navegador, pues aunque para ti será muy fácil al momento de ingresar a los servicios, sin notarlo habrás perdido una gran parte de defensa, ya tu seguridad estará fácilmente expuesta ante el atacante.

9) Utiliza gestores de contraseña

Aunque el más conocido es Google Chrome Save Password Offer, si no quieres utilizar este, existen muchos gestores importantes, destacados y gratuitos, entre ellos puede resaltar: Dashlane cuya función es igual que la de sus competidores pero gratis. Al mismo tiempo debemos mencionarte que debes evitar que sea tu navegador el gestor de contraseñas, pues no es lo más adecuado. La  solución correcta es utilizar gestores de contraseña.

10) Nunca compartir tu contraseña

Por último y más importante evitar compartir contraseñas, pese a que hay muchos usuarios que tienden a compartir por ejemplo con algún amigo cercano, o incluso con su pareja sentimental su clave, se debe aclarar que aunque sea mucha la confianza que exista entre ambos es un riesgo para tu seguridad. Compartir tu clave en mucha ocasiones trae consecuencias como el acceso fácil y rápido de tus datos personales, que afectarán nuestra imagen dentro de las redes sociales o expondrán nuestros datos bancarios.

Finalmente, es momento de establecer una contraseña robusta, que se convierta en tu línea de defensa, para que los atacantes puedan verla como un gran desafío.

¡Protege tu contraseña, no olvides que solo tú serás el responsable de ella, así que evita que caiga en las manos equivocadas!

No olvides seguirnos y/o escribirnos a través de nuestras redes sociales.

×

Suscribirte a nuestra revista mensual.

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Mis Aulas will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.